Nacional-River Plate suspendido por agresión a funcionario de recaudación.
219 visitas

Cuando faltaban aproximadamente 30′ para que se jugara en el Gran Parque Central, el partido entre Nacional y River Plate. En la tribuna Atilio García en un sector donde se realizan obras, algunos hinchas tricolores intentaron ingresar sin pagar entrada. Un integrante del personal de recaudación intentó impedir la entrada de esos pocos hinchas y fue agredido por un de ellos. El agresor lo golpeó en la cara produciéndole lesiones, le rompió las gafas, y al caer se lastimó un brazo. El inadaptado se dio a la fuga y es intensamente buscado por la policía, mientras que otros cuatro hinchas fueron detenidos. En forma inmediata el personal de recaudación cerró las puertas del Gran Parque Central y se reunió en los accesos de la calle Jaime Cibils. Mucho público ya estaba dentro del estadio, y los que se aprestaban a ingresar no pudieron. En forma inmediata de conocerse el hecho la Integremial del fútbol integrada por el personal de recaudación, Asociación de entrenadores, jugadores, jueces y otros protagonistas de los espectáculos decidieron aplicar un artículo que hay en sus estatutos, el cual indica que en caso de agresión a a cualquier integrante de la Intergremial no trabajarían para el espectáculo y por lo tanto el juez suspendió el partido ante la impotencia de todos. Una persona, hizo que el partido no se jugara y además avivó el fuego de la violencia en el fútbol cuando parecía se estaba apagando. El público que estaba dentro del estadio fue evacuado lentamente. Luego de estos hechos apareció el tema político y River Plate anunció reclamará se le de el partido por ganado. Los dirigentes de NACIONAL aducen que fue un hecho personal y que el partido se debe jugar. Esto siempre se ha dado, cuando un hincha de un equipo comete una agresión y el partido se suspende su rival pide los puntos. Lógico que cada uno defiende sus intereses, pero por encima de eso lo más grave es que luego de la suspensión se habló más del tema de quien gana los puntos, que de la agresión, lo cual indica que aparentemente a algunos dirigentes el tema de la violencia lo ponen en segundo plano. No hay dudas que un sector minoritario de la sociedad a pesar de todo lo que ha pasado en el fútbol, de todo lo que se hablado sobre la seguridad, hace caso omiso y no le importa nada. No mide las consecuencias de sus actos vandálicos. El fútbol uruguayo sigue en crisis, y creemos que corre serios riesgos de paralizarse. La Intergremial cuida sus integrantes y está bien, ahora ¿ que culpa tienen los miles de aficionados que se quedaron sin el partido? y todos los protagonistas del espectáculo? Un tema muy difícil de solucionar, porque no se encuentra la vuelta a solucionar el tema. La gente se alejará cada vez más del fútbol si no se encuentran las medidas justas para solucionar un problema que por el momento parecería no tener solución. Muy triste, siiiii muy triste, porque hasta tanto la clase política no elabore y vote leyes duras por los inadaptados esto parecería no tener solución. Por unos pocos  el fútbol esta con JAQUE MATE¡¡¡¡¡¡

Deja un comentario